Más de 600 alumnos pasan por la Granja de la Facultad de Veterinaria cada curso

Aunque el objetivo de la Granja fundamentalmente sea la docencia también ejerce una actividad comercial y social con el objetivo de ser autosuficiente y preservar especies en peligro de extinción

Para hablar de la Granja de la Facultad de Veterinaria debemos remontarnos algunos años atrás. La Facultad de Veterinaria de la Universidad de Extremadura iniciaba su actividad académica en el año 1983, pero no fue OLYMPUS DIGITAL CAMERAhasta el año 1990 cuando se incorporaron cambios de importante trascendencia como la incorporación de la Granja y las nuevas instalaciones del Hospital Clínico Veterinario completando la infraestructura necesaria para la homologación de los estudios de Veterinaria por la Unión Europea. Así la Asociación Europea de Establecimiento de Educación Veterinario (EAEVE), determinó que la Granja debía contemplar un mayor número de prácticas con mayor diversidad de especies animales. Esto se hacía más necesario aún con la llegada de Bolonia. Ante esta situación, parte de la gestión de  la Granja de la Facultad de Veterinaria pasa a la Fundación Universidad-Sociedad de la UEx desde hace tres años con el Profesor de la Universidad de Extremadura Enrique Pérez al frente de estas instalaciones. Él forma parte del equipo humano que hay detrás de la Granja actualmente compuesto por un total de 6 personas, dos personas dedicadas a la Granja en exclusividad en el mantenimiento de las instalaciones y el cuidado de los animales y otros 4 profesores de la Facultad de Veterinaria encargados de cada área.
Todas las facultades de veterinaria tienen una granja ya que es algo obligatorio. El objetivo de la granja de la UEx es fundamentalmente docente, en ella “se realizan prácticas tuteladas principalmente de producción, de medicina  y de sanidad animal, aunque luego los alumnos también salen a otras fincas y empresas a hacer más prácticas pero aquí debemos que tener unas de referencia” afirma Enrique. Todo este entramado que forman alumnos, profesores y recursos sirve para disponer de una infraestructura destinada a la investigación, una faceta muy importante para el director de la Granja. Concretamente el pasado año pasaron por la Granja  un total de 11 asignaturas de diferentes departamentos. El 80% de los alumnos de la Facultad de Veterinaria pasa por aquí, lo que supone unos 600 alumnos cada año, quienes hacen prácticas de producción animal, reproducción, patología animal, enfermedades parasitarias, tecnología alimentaria, anatomía o biología  entre otras. Además la Granja recibe durante el curso visitas de colegios y centros de ocupación interesados en ver de primera mano cómo es la actividad en una granja y acercarles así otro entorno diferente.

Las instalaciones
El objetivo de la Granja es convertirla en un servicio que sea productivo y sostenible económicamente dando los suficientes productos para que los propios animales puedan vivir allí. Actualmente cuenta con un rebaño de 70 ovejas merinas negras, 20 cabras retintas, 5 vacas y una becerra frisona, 3 burras andaluzas y 200 gallinas de las cuales 60 son de raza azul extremeña. Muchos de estos animales se venden a ganaderos que los quieren incorporar a sus explotaciones. En su mayoría se trata de razas autóctonas como la Merina Negra, la cabra retinta o la gallina Azul Extremeña que actualmente se encuentran en peligro de extinción “con lo cual estamos ayudando a que esto no ocurra”.
Todos estos animales están ubicados en la finca “El Cuartillo” de aproximadamente 15 hectáreas cedida por la Diputación Provincial de Cáceres en la cual han ido haciendo remodelaciones y mejoras durante estos 25 años de viva que tiene la Granja. Cuentan con una nave para caprino, otra para ovino, para aves y para porcino. Actualmente se encuentran en proceso de conseguir algunas hectáreas de pastos más para ampliarlas y poder tener más animales.
Comercialización
Corderos, chivos, burros y becerros son los animales que actualmente la Granja está comercializando a ganaderos y restaurantes de la zona, quienes acuden a la granja en busca de buenos ejemplares por la buena propaganda de los propios clientes.
En muy poco tiempo la actividad comercial se ampliará con la comercialización de huevos, ya que a día de hoy se encuentran en la última fase de registro sanitario pendientes de recibir un número que les permita comenzar a ofertarlos en la comunidad universitaria para sacarlo al mercado en cuanto aumenten la producción de huevos. “Ya se han puesto en contacto con nosotros una gran cadena de supermercados interesados en este asunto. La voces se corren rápido y que ya tengamos a gente interesada antes de empezar dice mucho de cómo va la Granja y el buen nombre que estamos consiguiendo”. Buena muestra de ello es el premio concedido por el Colegio de Veterinarios de Badajoz al mejor lote de ovejas merina negra en la pasada Feria Ganadera de Zafra

ONDA CAMPUS – Granja de Animales Autóctonos de la UEx from ondacampus on Vimeo.